Consejos para prevenir el contagio y la propagación del Dengue

En medio de la pandemia que aqueja al mundo hoy en día, puede resultar fácil olvidarse de un problema más local, que sin embargo es tan importante como el COVID-19: El Dengue.

El Dengue es una enfermedad que se transmite a través de la picadura de una especie de mosquito, Aedes Aegypti, que no solo transmite esta enfermedad, sino también la Fiebre Amarilla, Zika y Chikungunya. A continuación te contaremos cómo evitar el contagio de estas enfermedades. 

Algunos datos sobre los mosquitos

Es importante tener en cuenta ciertos datos para poder prevenir mejor tanto la crianza como la picadura del mosquito.

  • La lavandina no mata las larvas. Solo el agua hirviendo y echando el agua sobre superficies donde no se acumule y estén cálidas.
  • El mosquito no nace enfermo. Para que se enferme tiene que picar a una persona enferma con alguna de las cuatro enfermedades.
  • El Aedes Aegypti no suele criarse en plazas y parques o ríos y arroyos, es un mosquito doméstico que se acomoda a nuestros hábitos urbanos y necesita estar alrededor de la gente para vivir.
  • El Aedes no vuela más de 50 metros a la redonda, es decir, si ves un mosquito en tu casa es porque se crió en tu manzana.

Medidas de prevención

Para evitar el contagio de la enfermedad se pueden tomar principalmente dos medidas. Eliminar los lugares donde se crían los mosquitos y evitar la picadura del mosquito.

Eliminar los criaderos de mosquitos

La manera más efectiva de prevenir el Dengue es eliminar todos los lugares donde se acumule agua estancada, ya que estos son ideales para que se formen criaderos de mosquitos, aquí te daremos tips para la eliminación de estos criaderos:

  • Eliminar todos los recipientes en desuso que puedan acumular agua (como latas, botellas, neumáticos).
  • Dando vuelta todos los objetos que se encuentren en el exterior y puedan acumular agua de lluvia (baldes, palanganas, tambores)
  • Cambiando el agua de bebederos de animales, colectores de desagües de aires acondicionado o lluvia, dentro y fuera de la casa, cada aproximadamente tres días. 
  • Rellenando los floreros y porta macetas con arena húmeda.
  • Manteniendo los patios limpios y ordenados y los jardines desmalezados.
  • Limpiando canaletas y desagües de lluvia de los techos.
  • Tapando los tanques y recipientes que se usan para recolectar agua.

Evitar la picadura del mosquito

Tanto o más importante que eliminar los criaderos es evitar la picadura. Los mosquitos tienen sus condiciones propicias de crianza en las épocas de calor, por lo tanto no es posible eliminar todos sus criaderos (pero sí es importante seguir las medidas indicadas), a continuación te daremos tips para evitar la picadura.

  • Usando siempre repelentes siguiendo las indicaciones del producto.
  • Utilizando ropa clara que cubra los brazos y las piernas, especialmente en actividades al aire libre.
  • Colocando mosquiteros en puertas y ventanas, y cuando sea posible utilizar ventiladores o aire acondicionado en las habitaciones.
  • Protegiendo cunas y cochecitos de bebé con telas mosquiteras.
  • Utilizando repelentes ambientales como tabletas y espirales.

Fumigación

Otra manera de eliminar a los mosquitos es contratar un servicio de fumigación. Pero se debe tener en cuenta que esto solo eliminará a los mosquitos adultos y no a los huevos y las larvas. Por otro lado, es necesario que lo realice un equipo profesional, ya que las sustancias utilizadas pueden resultar tóxicas.

¿Qué hacer con las piletas?

Las piletas no suelen ser el criadero elegido por los mosquitos de la especie Aedes Aegypti. Sin embargo pueden convertirse en criaderos de mosquitos, ante las escasez de lugares en los que depositar huevos.

 Las Piletas de material deben limpiarse correctamente en los bordes con un cepillo y agregarles cloro. También es importante hacer circular el agua mediante filtros al menos una vez por día. En la época del año en la que no se usan es recomendable vaciarlas. Si se las deja con agua se debe colocar cloro sólido en el flotante y usar larvicidas cada tres meses.